Mensaje de la autora

Queridos lectores;

Todo llega a su fin, ya lo dicen siempre. Y cada final debe tener su despedida.

Hoy he publicado el último de los capítulos del mi pequeño relato, El marido enmascarado, y todavía no alcanzo a entender cómo he logrado que todos vosotros me acompañaseis durante todo este camino.

Para empezar he de agradecer profundamente vuestras lecturas, todas las críticas y comentarios tanto públicos como privados que me han animado a seguir adelante. Algunos de vosotros ya sabéis que soy de la teoría de que no existen las malas críticas, sino la voluntad de herir.

Para mi fortuna, todos y cada uno de los comentarios hacia mi trabajo han sido no solo acertados, sino más que constructivos y, siendo consciente de mi bajo nivel como escritora (recordemos que éste es mi primer intento), me he sentido muy orgullosa al recibir tanto aliento por vuestra parte.

He de deciros que, tal y como dije en algunos comentarios a lo largo de los capítulos,  durante la publicación de este relato (pues lo comencé a publicar una vez acabado) he seguido trabajando para la mejora de mis capacidades y que, aunque la presente historia seguirá aquí publicada tal cual la encontráis, en cuanto termine con mi proyecto actual, continuaré trabajando las notas para mejorarla y republicarla nuevamente con las pertinentes correcciones y mejoras.

Espero poder subir nuevo contenido en breve, si bien de escritura, también de otras actividades como la costura y la cocina.

Un saludo afectuoso a los seguidores. Nunca os agradeceré lo suficiente el estar ahí.

Parte 24 – El final

Evelyn se enfrenta a una vida dura y llena de sufrimiento. Abandonada por sus amigos y por la sociedad, decide pedir ayuda a un viejo amigo por correspondencia cuando su maltratador padre decide subastarla.

Cuando la ayuda se presenta a última hora resulta aparecer bajo la forma de un siniestro y torturado Conde con el rostro y el cuerpo quemado en un terrible accidente.

¿Será ese hombre la ayuda que Evelyn necesita? o cometerá el peor error de su vida al aceptar todas sus condiciones.

Pulsa para leer a continuación la vigésimo cuarta y última parte. Seguir leyendo

Parte 23 – La tormenta

Evelyn se enfrenta a una vida dura y llena de sufrimiento. Abandonada por sus amigos y por la sociedad, decide pedir ayuda a un viejo amigo por correspondencia cuando su maltratador padre decide subastarla.

Cuando la ayuda se presenta a última hora resulta aparecer bajo la forma de un siniestro y torturado Conde con el rostro y el cuerpo quemado en un terrible accidente.

¿Será ese hombre la ayuda que Evelyn necesita? o cometerá el peor error de su vida al aceptar todas sus condiciones.

Pulsa para leer a continuación la vigésimo tercera parte. Seguir leyendo

Parte 22 – La agonía de Karl

Evelyn se enfrenta a una vida dura y llena de sufrimiento. Abandonada por sus amigos y por la sociedad, decide pedir ayuda a un viejo amigo por correspondencia cuando su maltratador padre decide subastarla.

Cuando la ayuda se presenta a última hora resulta aparecer bajo la forma de un siniestro y torturado Conde con el rostro y el cuerpo quemado en un terrible accidente.

¿Será ese hombre la ayuda que Evelyn necesita? o cometerá el peor error de su vida al aceptar todas sus condiciones.

Pulsa para leer a continuación la vigésimo segunda parte. Seguir leyendo

Parte 21 – Cuidando del monstruo

Evelyn se enfrenta a una vida dura y llena de sufrimiento. Abandonada por sus amigos y por la sociedad, decide pedir ayuda a un viejo amigo por correspondencia cuando su maltratador padre decide subastarla.

Cuando la ayuda se presenta a última hora resulta aparecer bajo la forma de un siniestro y torturado Conde con el rostro y el cuerpo quemado en un terrible accidente.

¿Será ese hombre la ayuda que Evelyn necesita? o cometerá el peor error de su vida al aceptar todas sus condiciones.

Pulsa para leer a continuación la vigésimo primera parte. Seguir leyendo